Se acabó el contar ovejas: 10 trucos definitivos para descubrir cómo dormir mejor

23 septiembre, 2016

Cuando éramos niños nos dormíamos rápida y profundamente, pero a medida que nos vamos adentrando en la edad adulta, vemos cómo se reducen las horas de sueño y cada vez es más complicado saber cómo dormir mejor.

Sin embargo, el descanso es reparador y absolutamente imprescindible para nuestro organismo porque durante esta fase del día se restablece nuestro equilibrio físico y psicológico. Y no dormir nos hace estar somnolientos, menos concentrados y más irritables de lo normal. En estos casos, ¿qué podemos hacer para facilitar la tarea de conciliar el sueño?

Cómo dormir mejor

Hemos recopilado 10 consejos para dormir bien, algunos pueden parecer muy obvios pero lo importante es cumplirlo y facilitar al máximo el tiempo de descanso:

  1. Los expertos recomiendan tomar un baño unas dos horas antes de acostarnos. Nunca antes de dormir, ya que nos haría sentirnos más despejados y por lo tanto, sería más complicado reconciliarnos con Morfeo.
  2. En cuanto al ejercicio físico, es recomendable practicar deporte a diario sí, pero preferiblemente durante las primeras horas del día. De lo contrario, activamos nuestro organismo y nos resulta más complicado iniciar el sueño. Por norma general, no deberíamos realizar ejercicio físico durante las tres horas previas al sueño y mucho menos, después de cenar. Sobre la cena, lo cierto es que existe una relación bastante estrecha entre lo que consumimos y lo que dormimos.
  3. La cena debe ser ligera y y lo ideal es acostarse dos horas y media después de haber cenado, cuando la digestión ya está hecha y nuestro organismo está relajado y preparado para renovarse. Aquí puedes ver algunas ideas para cenar ligero.
  4. Sí se admiten, sin embargo, infusiones calientes o leche antes de ir a la cama. Ya que al aumentar la temperatura corporal, incentivamos la relajación y el sueño.
  5. Precisamente, sobre la temperatura, lo ideal es que el dormitorio se encuentre a una temperatura aproximada de 22º. Mucho calor o mucho frío dificultan el sueño.
  6. La ventilación también es un recurso a tener en cuenta para dormir profundamente, ya que, según los expertos, un ambiente fresco favorece nuestro descanso.
  7. Por otro lado, en cuanto a la luz, la mejor recomendación es bajar las persianas hasta abajo porque aunque se trate de una luz tenue, esta puede interrumpir nuestro ciclo circadiano y la producción de melatonina y serotonina, dos hormonas esenciales en el proceso del sueño.
  8. También es conveniente irnos a la cama a la misma hora casi todos los días, en la medida en que se pueda mantener durante los fines de semana. Si creamos un hábito, será nuestro propio organismo el que nos demande dormir y encontrar el sueño será muchísimo más sencillo.
  9.  Leer, meditar, colorear mandalas, escuchar música, practicar alguna técnica de relajación o realizar una actividad que nos ayude a desconectar y no active nuestro organismo, puede favorecer una antesala propia para invocar al sueño reparador.
  10. Y, si a pesar de estos consejos, seguimos recurriendo a las ovejitas durante más de 20 minutos, conviene levantarse y realizar alguna actividad que nos ayude a relajarnos como las que proponíamos en el punto anterior. Por ejemplo, escucha alguna de estas listas de reproducción de Spotify. Eso sí, evitemos por todos los medios mirar el reloj porque podría provocarnos mayor ansiedad. ¡Fuera despertadores y móviles de la mesilla!

Y si el problema persiste durante más de una semana, acude a un especialista para descartar que se trate de un trastorno del sueño. Dormir bien es fundamental para llevar una vida saludable y equilibrada. Te sentirás bien y serás más feliz.

Categorías: Bienestar. Etiquetas: Bienestar, relax, y Salud.