Ejercicios de Pilates para conocernos mejor a nosotros mismos

30 diciembre, 2016

El Pilates es una modalidad de fitness que hoy en día se practica en cualquier gimnasio o incluso en nuestras propias casas, pero hasta no hace mucho tiempo este deporte nos resultaba una disciplina extraña, incluso exótica. Solo las modelos o actrices de Hollywood se atrevían a practicarlo, incluso durante su embarazo, y hablar de los beneficios que les aportaba tanto en su cuerpo como en su mente.

Y es que la clave de su éxito se encuentra tanto en las bondades que aporta a nuestro organismo -mejora del estado de forma, cura de lesiones- como en la novedosa forma de alcanzarlas, a través de un entrenamiento suave, en detrimento de un esfuerzo físico potente. El objetivo final es un mayor grado de bienestar del cuerpo y la mente, que nos permitirá conocernos mejor a nosotros mismos

A pesar de que los ejercicios de pilates comparten muchas similitudes con el yoga -ambas enseñanzas se basan en estiramientos y corrección postural-, el trabajo de potenciación de la fuerza muscular desde los huesos hasta las articulaciones se trabaja más concienzudamente a través del método Pilates.

Tipos de ejercicios

Para poder categorizar las diferentes variedades que existen de esta disciplina hay que atender a la parte del cuerpo que más se ejercita, así como a los instrumentos externos que se necesitan para su práctica.

Tipos de ejercicios de pilates

Pilates con máquinas

Pilates de suelo

Es la tipología más exigente ya que solo puedes valerte de la fuerza y coordinación de tu propio cuerpo sin ayuda de ningún elemento externo. Sin embargo, son muchos los amantes de los ejercicios de pilates sobre colchoneta, ya que no requiere una inversión extra en materiales y puede realizarse desde cualquier sitio en el que haya un pequeño espacio diáfano.

Pilates con máquinas

Durante la fase de aprendizaje se recomienda dedicarle más tiempo a ejercicios con máquinas, para poder valernos de la asistencia que éstas nos ofrecen. Una vez vayamos adquiriendo una mayor experiencia y cierta soltura en la técnica de respiración podremos pasarnos a los ejercicios sobre colchonetas o realizar un mix entre máquinas y suelo.

Esta metodología es altamente recomendada para mujeres en estado de gestación y en el postparto, así como para aquellas personas con movilidad reducida o que se estén recuperando de fuertes lesiones. 

Pilates en el agua

También llamado Aquapilates, se realiza como su propio nombre indica dentro del agua y la principal ventaja es que no tendrás que soportar el peso de tu cuerpo.

Pilates Reformer

A través de esta modalidad, la más cercana al yoga, se puede alcanzar un estado de relajación total a través de la concentración y el empleo de las técnicas de respiración. Se puede considerar el pilates más espiritual.

Ahora que nos hemos adentrado con un poco más de detalle en el mundo del pilates, ¿te animas a practicarlo? ¡En pocas sesiones notarás los beneficios tanto en el cuerpo como en la mente!