¿Dieta para comenzar el año?

31 diciembre, 2018

Muchas veces hemos escuchado que para alimentarnos bien es necesario eliminar de nuestra dieta las grasas, evitar los hidratos de carbono y un largo etcétera. Todavía se extiende el famoso mito de desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un pobre. Sin embargo, lo más importante es el conocimiento, y por ello, desde Krissia® te traemos cinco tips para llevar una alimentación equilibrada en tu día a día.

Desayuno saludable

Por las mañanas nuestro cuerpo acepta mejor la glucosa, pero eso no significa que necesite azúcar.  Batidos, copos de avena, yogur o tostadas de pan integral son buenos aliados para comenzar bien el día.

Krissia te cuenta la mejor forma de empezar el año con unas rutinas saludables

Huye de las dietas milagrosas

Afrontar nuestros errores con choques alimenticios no es la solución. Muchas dietas prescinden de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. La mejor apuesta a largo plazo es seguir unos hábitos saludables de alimentación: una dieta completa que incluya hidratos de carbono, proteínas y grasas. De esta manera, nos permitiremos algún capricho y evitaremos la llegada del famoso efecto yo-yo.

¿Comer cinco veces al día?

El número de ingestas no es lo principal. No hay estudios que puedan demostrar que comer cinco veces al día es mejor que tres. Lo importante son los alimentos, su calidad y la combinación que hacemos con ellos. Si bien es cierto que realizar cinco comidas al día mantiene el organismo activo gracias a la digestión, ayuda a saciar nuestra hambre y a huir de los temidos atracones.

Evita los zumos

¿A quién no le gusta un zumo de naranja recién exprimido por la mañana? El zumo siempre ha sido sinónimo de salud, sin embargo, y a pesar de que la fruta es buena y necesaria, al exprimirla le quitamos toda la fibra y aumentamos la cantidad de azúcar y el número de piezas que ingerimos diariamente.

La hidratación es importante

Beber agua en abundancia ayuda a limpiar el sistema linfático de toxinas derivadas de nuestra alimentación y hábitos, lo que se traduce en una menor retención de líquidos. Por ello te recomendamos que te compres un recipiente bonito y práctico que te acompañe en tu mochila o bolso a diario.

Como ves, una dieta sana y equilibrada es una dieta completa. ¿La guinda? Actívate y dedica un tiempo a hacer ejercicio. ¡Te cambiará hasta el humor!

 

 

¿Dieta para comenzar el año?
¡Danos tu opinión!

Post relacionados

Pasos para preparar el cóctel de Navidad perfecto Si en un post anterior os dejábamos algunas recomendaciones sobre cómo preparar cinco ensaladas con los que sorprender a vuestros familiares e invitad...
No hay Navidad sin un buen cóctel La llegada de la Navidad despierta en nosotros un sentimiento de ternura y de nostalgia. Es una época del año en que las mesas de nuestras casas se ll...
Al buen tiempo, ¡ensaladas de legumbres! Aunque normalmente asociamos las legumbres a los platos de cuchara y a los guisos, también son una opción estupenda para añadir a tus ensaladas de ver...