Consejos para combatir la astenia en otoño y primavera

14 octubre, 2016

Durante esos días extraños, en los que se acaba una estación y casi empieza otra, todos nos sentimos un tanto raros. Los cambios de humor, el sueño y los constipados copan el protagonismo de todas las conversaciones de pasillo o ascensor y la pregunta de qué me pongo hoy pasa por nuestras cabezas prácticamente a diario. Y es que los cambios de estación nos vuelven a todos un poco locos, alterando nuestras rutinas. Combatir la astenia que se apodera de nuestro cuerpo se convierte en algo clave.

Y es que aunque las cifras no son del todo concluyentes, algunas fuentes aseguran que un 42% de la población puede sufrir los síntomas de la astenia mientras otras hablan de casi el 73%. Lo que está claro es que casi todos nos sentimos cansados en algún momento de esta transición. Pero, ¿qué es concretamente la astenia y qué podemos hacer para prevenirla?

Sin ser una enfermedad como tal, ni mucho menos, la astenia significa cansancio, y su sintomatología suele coincidir con el paso del frío al calor y viceversa, es decir, cuando inviernos y veranos terminan para dar paso a la primavera y el otoño. Las principales causas por las que aparecen estos síntomas en nuestros organismos, además de los cambios de tiempo frutos de cada estacionalidad, se deben a ciertas alteraciones hormonales que tienen su origen en el hipotálamo. Además, cada uno de nosotros necesita su tiempo de adaptación al horario de verano, no por perder una hora de sueño en nuestras vidas, sino porque este cambio lleva implícito otros, como es el aumento de las horas de luz de manera considerable, la adaptación de nuestro horario a estas horas de sol…

Los principales síntomas de la astenia se manifiestan de manera similar a los de una gripe o catarro. El cuerpo se hace pesado y nos duelen los huesos y músculos. Además estamos más irascibles y enfadados e incluso, podemos tener episodios repentinos de insomnio. ¡Menos mal que esta sensación no suele durar más de dos semanas!

Astenia otoñal

Combatir astenia otoñal

Remedios para combatir la astenia

En este artículo proponemos tres acciones que están en nuestras manos para llevar mejor el paso de una estación a otra:

  • Duerme mucho y bien, lo que el cuerpo necesite: en este punto son muchas las cosas que se oyen, pero lo que sí que es cierto es que un sueño inferior a seis horas al día no es descanso alguno. El insomnio o un excesivo cansancio acumulado puede llegar a alterar nuestro carácter y bienestar, teniendo que buscar la paz y liberarnos de la astenia a través de otras terapias.
  • Sé disciplinado en tus horarios, en la medida de lo posible: está comprobado que cuanto más organizando seas menos carga de estrés sufrirás. Planificarte y cumplir el horario laboral para garantizar tu tiempo de ocio es una rutina fundamental a poner en práctica.
  • Practica algo de ejercicio para estimular tu organismo y la circulación: tras mínimo ocho horas sentado delante de tu ordenador el cuerpo necesita movimiento para no oxidarse. Tan solo treinta minutos de ejercicio al día son suficientes para encontrarnos más en forma, coger mejor el sueño y lo más importante, desconectar mentalmente de los problemas del día a día.

Si logramos poner en práctica estas rutinas que están en nuestras manos ya solo nos queda alimentarnos lo mejor posible (algo que debemos procurar hacer siempre, no solo en esta época en concreto) para dar a nuestro cuerpo la fuerza que necesita.

¡Pon en práctica nuestros sencillos consejos y cuéntanos si notas que este año recuperas tu energía en menos tiempo del que esperabas!