Claves para sacar todo el partido posible a tu microondas

8 julio, 2016

Probablemente el microondas sea el electrodoméstico del hogar que peor fama arrastra de todos los que tenemos hoy en día. En muchos de los casos ciertos rumores resultan certeros, pero en otros, son fruto del desconocimiento y de un mal uso del aparato. ¿Quién de nosotros no se ha visto desesperado alguna vez porque al sacar la comida del microondas y sentarse en la mesa el plato estaba ardiendo y al probar el menú estaba totalmente frío? O cuando cocinamos sopas y purés… los bordes del plato hierven mientras que la parte central sigue helada, por no decir ya lo que ocurre cuando calentamos una comida demasiado y oímos un extraño estallido… ¡Horror, hay salsa esparcida por todas las paredes de nuestro microondas!

Por todo esto hoy hemos querido ahondar en cómo debe usarse un microondas y daros toda una serie de trucos y recomendaciones para sacarle todo el provecho que este accesorio puede tener en el hogar y las cocinas de las oficinas.

Falsos mitos del microondas

Sacar partido a tu microondas

Eliminando falsos mitos del microondas

Antes de adentrarnos en las recomendaciones imprescindibles sobre el uso del microondas, os damos algunos datos curiosos sobre falsos mitos o efectos que puede generar su uso y que el boca a boca ha generalizado, sin ser ciertos. ¡Estamos seguros de que os van a tranquilizar!

  • Usar el microondas no produce cáncer

La radiación que emite un microondas es de tipo electromagnético no ionizante, o lo que es lo mismo, no es nociva para nuestra salud siendo las ionizantes aquellas que resultan de materiales radioactivos y que si pueden suponer un riesgo para nuestra células y organismo.

  • No se pierden propiedades alimentarias

Además es importante dejar claro que el microondas no altera las propiedades de los alimentos que calentamos ni disminuye sus niveles de vitaminas, proteínas o minerales. Existen incluso estudios que afirman que al calentar usando el microondas de forma correcta se pierden menos nutrientes que, por ejemplo, bajo el uso de la cocción.

  • No dispara el consumo energético

Otro falso mito que hay que tirar por tierra. Debemos contar con un microondas con la potencia adecuada al uso que le damos y el tamaño más apropiado, teniendo siempre en cuenta que cuanta más cantidad de comida haya en el plato más rato habrá que calentarlo.

Dicho esto, os dejamos algunas tips básicas que pueden hacer nuestro día a día más sencillo, que los alimentos nos sepan mejor y que ahorremos tiempo, reconciliándonos con el microondas y sacándole todo su partido.

  1. Los microondas calientan de dentro a fuera por lo que los alimentos del borde del plato quemarán antes que los del centro.
  2. Importantísimo utilizar recipientes adecuados para este medio evitando accesorios metálicos y plásticos no preparados. Ojo con la loza y el cristal, que se calienta muy rápido en la superficie y queda totalmente prohibido meter papel de plata.
  3. Un truco para limpiarlo rápido y bien, es introducir un cuenco con agua y limón durante bastante tiempo y después sacarlo y pasas un paño húmedo, quedará reluciente. Este truco es similar a la famosa rodaja de limón para quitar olores de las neveras.
  4. Dos trucos de cocinillas: si metes una naranja antes de ser exprimida le sacarás mucho más jugo, eso sí, no te pases con el tiempo. Y lo mismo con las cebollas, si las metes en el micro antes de cortarlas evitarás lloros innecesarios.

¡Pon en práctica estos trucos que contamos y anímate a decirnos si te has reconciliado con tu microondas y ahora le sacas mucho más provecho!

Categorías: Krissipedia. Etiquetas: cocinar en microondas, microondas, y mitos.