Cinco beneficios del mindfulness

27 febrero, 2017

Estaréis con nosotros en que de un tiempo a esta parte el término mindfulness está presente en nuestras vidas de forma continua. Lo vemos en libros de psicología y autoayuda, hablamos de ello con compañeros de trabajo o conoces a una amiga que tiene un conocido que lo practica. Pero nuestra curiosidad va más allá y en este artículo queremos profundizar un poco más en este concepto, sus beneficios y su puesta en práctica.

¿Qué es el mindfulness?

Es el método que aplica la psicología en el mundo occidental (aunque en origen proviene del budismo) para lograr el control de las emociones a través de una atención plena. El estrés, la presión y los imprevistos del día nos someten a una tensión constante, que sabemos que no es buena, y que acaba pasando factura tanto a nivel físico como psíquico.

Estar expuesto a estos niveles de alteración se traduce en una elevada pérdida de la capacidad de concentración y/o atención que el mindfulness se propone contrarrestar. Tener la cabeza llena de cosas, en ocasiones, disminuye la distancia entre el éxito y el fracaso rotundo y te hace llegar a dudar hasta de tu propia sombra. Ordenar los conceptos, ver las cosas con calma y claridad y ser capaz de solucionarlas es lo que te aportará la práctica del mindfulness.

Esta herramienta terapéutica no debe confundirse con la meditación una herramienta más espiritual. Pese a tener distintas aplicaciones, ambas técnicas se combinan a la perfección y, de hecho, en algunos programas de mindfulness como los orientados a combatir el estrés también se emplean técnicas de meditación, respiración y  relajación, así como posturas de yoga.

Un artículo publicado en El Confidencial nos recordaba que el tiempo máximo que podemos pasar los seres humanos totalmente concentrado en una actividad sin que nada ni nadie nos interrumpa es tan solo de once minutos.

¿Cuándo debe ponerse en práctica este método?

El mindfulness es una práctica de la psicología muy recomendable si se sufre de una distracción elevada y que se repite frecuentemente. Además, el tiempo que tardamos en volver a concentrarnos también es clave, así como la capacidad para organizar el trabajo y priorizar lo más importante. Sentirse satisfecho cada día después de una jornada laboral dura es clave para sentirte válido y producto y puede lograrse con esta disciplina.

Beneficios del mindfulness

Los principales cambios que podamos notar con su práctica son:

  • Reducción de los niveles de estrés, mejorando notablemente la salud física y emocional.
  • Es una práctica completaría para mejorar los cuadros de ansiedad, depresión y problemas de insomnio.
  • Ayuda a resolver enfados que se quedan en nuestro interior sin resolver ayudándonos a vivir con más tranquilidad y paz.
  • Aumenta tus niveles de felicidad ya que te enseña a disfrutar de lo que te rodea, lo cotidiano, y valorarlo.
  • Mejora la concentración, así como la capacidad empática de cada uno y la creatividad.

Una vez que conoces un poco más a fondo los efectos que produce el estrés y los beneficios de poner el mindfulness ya puedes ponerte manos a la obra y mejorar así tu calidad de vida.