Sigue disfrutando de una buena alimentación también en verano

El verano es sinómimo de vacaciones, playa, piscina, picoteos… y, aunque este año va a ser muy diferente, todos tenemos ganas de poder difrutarlo al máximo

En esta época estival, todos tendemos a despreocuparnos y aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan. Sin embargo, esto no quiere decir que debamos abandonar por completo los hábitos saludables que hemos mantenido durante todo el año.  En este sentido, la alimentación es uno de esos hábitos que debemos potenciar y que tenemos que seguir cuidando. Para que podamos controlar nuestra dieta diaria sin dejar de disfrutar de esta época tan maravillosa, nuestra nutricionista Natalia Ramos nos da una serie de consejos.

“Mantener una alimentación variada y equilibrada es fundamental para tener un estado óptimo de salud combinada con otros hábitos de vida saludable como descansar bien, practicar ejercicio diario, cuidar la salud emocional…”, afirma Natalia Ramos.

Pero, ¿cómo podemos llevar a la práctica una dieta equilibrada en verano? Uno de los primeros aspectos que tenemos que conocer es que una alimentación saludable no es sinónimo de aburrida. Asimismo, es de vital importancia que nos mantengamos bien hidratados durante estos meses en los que el calor aprieta. Recuerda que, en general, hay que beber 2 litros de agua al día en el caso de las mujeres y 2,5 litros en el caso de los hombres. Sobre este aspecto, Natalia Ramos recuerda que “lo ideal es tomar agua durante el día y que sea la bebida preferida en las comidas. También podemos aromatizar el agua con frutas y hierbas aromáticas o tomar infusiones frías o calientes para variar”.

Otra de las opciones para fomentar esta hidratación es incrementar el consumo de frutas y hortalizas en forma de gazpachos o sopas frías.  “Nos ayudará a tomar estos alimentos con mayor asiduidad, además de hidratarnos aportan vitaminas y minerales y suelen aportar pocas calorías. Además las frutas de temporada como el melón, la sandía, el melocotón… son ideales para tomarlas a media mañana o en la merienda y están buenísimas”, declara Natalia.

Ahora que apetecen más recetas fresquitas, una buena ensalada aderezada con Aceite de oliva virgen extra es una opción ganadora. Además, las ensaladas nos permiten incluir una gran variedad de ingredientes y disfrutar cada día de una distinta. Eso sí, lo ideal es elegir opciones saludables y nutritivas. En nuestro blog tienes algunas ideas originales que combinan las proteínas y el omega 3 del pescado de Krissia® con los vegetales, como puede ser una ensalada de rúcula, setas y Krissia® o una de pepino, rabanitos, Krissia®, manzana y salsa de yogur.

Por otro lado, la elaboración de recetas sencillas con ingredientes de calidad y aliños sencillos, nos va a permitir controlar el consumo de calorías. Incluir en nuestra dieta verduras crudas es una magnífica alternativa. Por ejemplo, un picoteo de hummus con crudités de zanahoria y dips de Krissia® es una opción riquísima, además de saludable, ya que aporta proteínas de pescado y legumbres.

Por último, hablamos de los helados. En verano apetecen muchísimo, pero la mayoría tiene una cantidad excesiva de azúcares añadidos o grasas saturadas…, “Es normal que no podamos evitar darnos un capricho; sin embargo, podemos aprovechar y hacerlos en casa con diferentes frutas e incluso yogur. De esta forma, podremos seguir tomando algo fresquito y a la vez más saludable”, recomienda Natalia Ramos.