Meter el tupper en el microondas, ¿bueno o malo?

Taper, tartera, tupper, son todas las formas que tenemos de llamar a este accesorio de cocina tan versátil y un imprescindible en nuestro día a día. Y es que no solo se utilizan como recipientes prácticos para guardar alimentos abiertos o “restos” de la comida de domingo, sino que además hacen las veces de recipientes para cocinar en muchos de los casos, o de platos de comidas sobre los que comer en la oficina.

De plástico blando, duro, de cristal o incluso desechables, son los distintos tipos de tuppers que todos tenemos y que usamos para casi todo, pero existen muchos mitos acerca de su uso y dudas tales como ¿los estaremos usando de manera correcta? ¿Será cierto que tienen una fecha de caducidad? ¿Por qué cogen olores?

Aquí os dejamos algunos tips que seguro resolverán todas nuestras dudas y desmitificarán algunos falsos mitos:

No cerrar la tapa de un tupper si la comida está caliente:

A todos nos ha pasado que tras una mañana de domingo dedicada por entero a cocinar comenzamos se nos agotan los cazuelas y tenemos que empezar a guardar nuestros platos en tuppers. Nuestra recomendación es que si no queda más remedio lo hagas, pero lo ideal es que no metamos comida caliente en tuppers de plástico y menos aún, los cerremos.

Si el recipiente fuera de cristal entonces no pasaría nada, ya que es el plástico el material que absorbe el calor y puede cambiar el sabor de los alimentos.

No meter los tuppers en el lavavajillas… ni en el microondas:

Existen muchos tipos pero solo algunos tuppers son aptos para el microondas. No ocurre nada grave si en alguna ocasión calentamos nuestra comida de esta forma, pero es cierto que nos arriesgamos a que el recipiente se agriete, cambie de forma o se combe.

¿Cómo saber si un tupper es apto para el microndas?

Tanto los tuppers de cristal como los de plástico son aptos para el microondas siempre que tengan en su base el símbolo que son aptos.Lo ideal es introducir solo aquellos que tienen un símbolo en su base parecido al de un zigzag, y que hace referencia al tipo de plástico con el que se han fabricado.

¿Puedo meterlo en el lavavajillas?

No es recomendable meter los tuppers en el lavavajillas. Al introducirlos en el lavavajillas, los cambios de temperatura a los que los sometemos pueden hacer que se deformen las tapaderas o se rompan con más facilidad.

Si aún así quieres hacerlo, colócalo siempre en la parte superior, donde se produce un lavado de menor intensidad.

Fijarse en el material con el que está hecho el tupper:

Uno de los materiales más comúnmente utilizado es el polipropileno, por sus bondades para conservar alimentos, su color transparente y su resistencia al frío y el calor.

Sin embargo, existen otros materiales como el polietileno, puede ser de alta o baja densidad y se usa sobre todo para botellas de leche, agua o jugos en bolsas de pan o de congelación. El policarbonato, resistente al calor, se usa en cambio en botellas de agua recargables ya que son más resistentes.

Qué alimentos no meter en tupper:

Aquellas comidas que puedan ser susceptibles de estropearse en el camino hacia la oficina, o que tienden a resecarse cuando las recalentamos es mejor disfrutarlas en casa y no guardarlas ni transportarlas en recipientes de plástico. Los platos de cuchara, estofados y en general aquellas comidas que están más ricas al día siguiente de cocinarlas que recién hechas, son las perfectas para guardarlas en tupper. En cambio los aliños deberían llevarse siempre aparte y no mezclarse hasta el último momento.

Esperamos que estos pequeños consejos os ayuden a la hora de usar de manera correcta los tan útiles tuppers de cocina.