¿Qué son las barritas de surimi?

Surimi: Un ingrediente en auge.

Cada vez es más común encontrar en los hogares españoles los popularmente llamados palitos de cangrejo.

Estas barritas están elaboradas con surimi. El surimi es proteína fresca de pescado que nace de una tradición milenaria japonesa, cultura en la que el pescado fresco y de calidad es muy apreciado, y que continúa muy presente en Angulas Aguinaga. 

Pocos saben cuál es el origen de este alimento y cuáles son sus ventajas y propiedades nutricionales, así como los pasos a seguir para elaborar estas barritas. Te lo contamos.

¿Cómo se elabora el surimi?

Lo primero que debes saber sobre es que el surimi se obtiene del picado de los filetes de pescado muy fresco, es decir, es pura proteína del músculo o la «carne» del pescado. En concreto, la especie de mayor calidad para elaborar el surimi es el abadejo de Alaska, un pescado de la familia del bacalao.

Recién capturado, el pescado se limpia, se retira la cabeza, las vísceras, las espinas, y la piel. A continuación, se pica y se mezcla con agua para obtener la proteína del pescado. Todo esto se realiza en altamar a bajas temperaturas para garantizar la máxima calidad, seguridad alimentaria y la frescura de la proteína.

Este surimi es la base para elaborar las barritas, junto con clara de huevo, una pizca de almidón, aceite de girasol alto oleico y sal. Para aportar el color característico de las barritas Krissia® utilizamos extracto de pimentón.

En el siguiente vídeo podréis ver cómo se elabora el surimi y cuáles son sus ingredientes.

Propiedades y beneficios del surimi.

Una de las principales razones de utilizar surimi es que, a nivel nutricional, tiene una gran disponibilidad de aminoácidos esenciales, los cuales nuestro cuerpo no es capaz de producir, destacando la fácil asimilación y digestión de su proteína. En concreto, las barritas Krissia® son fuente natural de proteínas y destaca su contenido en omega 3 procedente del pescado con el que se elabora, y vitamina B12, de gran interés ya que está presente únicamente en alimentos de origen animal. Por otro lado, tienen un bajo contenido en grasas y azúcares y no contienen gluten ni lactosa/leche, por lo que son aptas para personas que deben eliminar estos alérgenos en su dieta. Además, no tienen conservantes ni colorantes artificiales.

Si a esto sumamos su versatilidad y facilidad de consumo, ya que están listas para tomar y no tienen espinas, se trata de un alimento nutritivo que contribuye especialmente a una alimentación variada y saludable.

Algunos bocados deliciosos preparados con surimi.

Si tras conocer mejor qué es, cómo se elabora y cuáles son las bondades de su consumo para nuestra alimentación, oshemos picado la curiosidad y queréis lanzaros a preparar algún plato, aquí os dejamos dos recetas en las que os explicamos cómo incorporar Krissia® en deliciosas ensaladas:

  • Ensalada de Krissia® con garbanzos y tahine: un plato que solo con el nombre se te hace la boca agua, ¿verdad? Sabores exóticos gracias al sésamo y la vinagreta de tahine en combinación con los tradicionales garbanzos. ¡Anímate a prepararla!
  • Ensalada de Krissia® y frutos secos: fácil, sencillo y fresco es una combinación que nunca falla. La clave reside en la combinación de los canónigos y la escarola fresca con los frutos secos, ¡no os defraudará!